7º Chakra: Corona

/, Inicio/7º Chakra: Corona

Los 7 chakras principales corona

El séptimo chakra representa el derecho a SABER.

Se encuentra en la parte superior de la cabeza, en la coronilla, fuera del cuerpo físico, por eso también se le llama chakra de la coronilla. Se abre hacia arriba. Desde él nos abrimos a lo espiritual y estamos unidos al Ser, a lo Divino.

Regula la actividad de la glándula pineal que produce la hormona melatonina, que regula los mecanismos del sueño. También intervienen en la actividad de la glándula pituitaria, el sistema nervioso central, el cerebro, los ojos, la piel y el cuerpo energético.

En la corona se une la energía de los demás centros energéticos. Cuando este chakra alcanza su mayor desarrollo (nunca se encuentra bloqueado), se desbloquean el resto de chakras y la energía vibra en las más altas frecuencias, girando a muy alta velocidad. Controla el equilibrio de los demás chakras. En este momento es cuando desarrollamos realmente todo nuestro potencial.

Es el centro de nuestra divinidad; está conectado con los planos superiores y desde él conectamos con la Fuente Divina. Mediante él se activa el propósito de nuestro Ser al recibir la energía y la guía de dichos planos superiores y de la Fuente.

Chakra Corona: Sahasrara

Chakra Corona

Está conectado directamente con el Espíritu y con la glándula pineal. Su máxima apertura se alcanza con el trabajo diario. La consagración a Dios y a la espitualidad son el camino para llegar a ella. Una vez alcanzado su máximo desarrollo, se alcanza la integración total de todo el sistema energético, la integración del Ser, el equilibrio físico, emocional, mental y espiritual. Su despertar nos conecta directamente con la Divinidad.

Cuando no queremos desarrollar todo el potencial de este chakra, podemos caer en una enfermedad que nos tenga postrado durante cierto tiempo.

A través de él sentimos, pensamos y expresamos nuestro propósito divino desde el amor y alcanzamos la percepción de la realidad con el despertar de la Kundalini, que alcanza la corona y comienza a manifestarse la Iluminación, al conectar nuestro ser con el Espíritu Divino. Pero para que la Kundalini pueda despertar y fluir hasta la corona, es necesario que el chakra raíz también este abierto y cree una estructura firme, así como el resto de chakras por los que discurre dicha energía. Por él penetra en nosotros el flujo de energía que llega a cada una de nuestras células en el cuerpo físico así como a todos los centros energéticos equilibrando nuestros 4 cuerpos y sanando aquello que nos impide avanzar en nuestro camino.

Así, entramos en un estado de paz, de calma, desde el que reconocemos nuestra esencia y empezamos a vivir y a sentir siempre dentro de este estado.

Un chakra corona poco desarrollado provoca el bloqueo en el resto de chakras al no poder expresar todo su potencial y no vibrar en las más altas frecuencias, produciéndose un desequilibrio en nuestro sistema energético. Esto nos impide alcanzar la plenitud del Ser. Sin embargo, cuando somos capaces de abrir este chakra, alcanzamos nuestro objetivo, nuestro propósito se cumple al permitir que sea la Luz Divina la que nos ilumine y fluya en nosotros. Cuando esto ocurre, no hay marcha atrás. Hemos alcanzado la Iluminación y ya no hay forma de volver de este nivel de consciencia para el resto de nuestros días. Somos inundados del Ser Divino y ya únicamente viviremos en el ahora dejando atrás el sufrimiento, la angustia… Entramos en una vida plena para no abandonarla ya nunca.

Desde el chakra de la coronilla nos comunicamos con nuestro Ser interior y con Dios. A través de él canalizamos la energía que llega de la Divinidad Suprema, necesaria para alcanzar nuestro propósito de vida.

Chakra Corona

Chakra Corona equilibrado

Cuando el chakra corona está abierto se produce el despertar de la conciencia y desde este despertar, alcanzamos la Iluminación. La transcendencia también es alcanzada desde este chakra.

Desarrollamos nuestra espiritualidad y desde ella conseguimos la conexión con la Divinidad. También pensamos con libertad y accedemos a nuestro derecho al conocimiento y a la sabiduría divina.

Nos entregamos a los demás de forma desinteresada, olvidamos nuestro ego y desarrollamos la capacidad de servicio incondicional. En definitiva, conectamos con el Ser puro, con nuestra esencia.

Desequilibrios en el séptimo chakra

Cuando este chakra no está desarrollado, aparecen dolencias físicas como el insomnio, la jaqueca, pueden aparecer tumores, presión de craneo, desórdenes nerviosos, enfermedades mentales, disfunciones sensoriales, epilepsia…

A nivel emocional y mental, pueden surgir problemas como desprecio a lo espiritual, miedo al desarrollo de la conciencia, pérdida de la capacidad de pensar por uno mismo, se puede desarrollar la falta de confianza en uno mismo, dependencia de los demás, querer dominar y manipular a los demás, pensar que siempre llevamos la razón, excesivo desarrollo del ego, cerrazón en nuestras creencias, lentitud mental, preocupación, esquizofrenia, psicosis, neurosis, histeria, obsesión, depresión, falta de servicio hacia los demás, aislamiento, caer en las drogas, materialismo…

¿Cómo mantener equilibrado el chakra de la coronilla?

Tanto el chakra del entrecejo como el de la coronilla se abren mediante la meditación.

Existen distintas terapias que ayudan a mantener abierto el chakra corona. Cada persona puede utilizar aquella que le resulte más sencilla, que le atraiga más, con la que más se identifique, o bien una combinación de varias de ellas:

.

Musicoterapia:

Mediante los sonidos apropiados se facilita la armonización de cualquier chakra. En el caso del chakra de la coronilla lo mejor es el silencio a través de la meditación, para poder escuchar a la Divinidad que se comunica con nosotros a través de sonidos, imágenes, ideas… Cualquier música relajante que haga que nuestros pensamientos no interfieran, puede ayudar.

A continuación tienes un fragmento de música para escuchar para meditar con ella, que te ayudará a equilibrar el séptimo chakra.

.

.

Cromoterapia:

La Cromoterapia se basa en la utilización de colores para ayudar a sanar. La frecuencia vibratoria de cada uno de ellos actúa sobre los centros energéticos armonizándolos. En el caso del chakra corona, el color con el que trabajar para su apertura es el violeta.

Hay distintas formas de hacerlo:

  • Una de ellas consiste en mirar durante unos minutos (no más de 5) un foco de luz violeta (un papel, un cartel, una prenda de vestir…) y relajarse. Ser consciente de las sensaciones que nos produce e intentar profundizar en el motivo que nos lleva a esas sensaciones.
  • Otra manera de trabajar con el color violeta es relajarse, cerrar los ojos y visualizar como encima nuestro hay una fuente de luz de este color. Esta luz penetra en nosotros por la coronilla, donde visualizamos cómo le permite empezar a girar eliminando los bloqueos que se lo impedían y cómo lo limpia y activa.

.

Aromaterapia:

A través de los aceites esenciales se puede alcanzar igualmente el equilibrio de los chakras gracias a su vibración energética. Los aceites esenciales provienen de las plantas, de las que se extraen las moléculas que éstas utilizan para su autodefensa, obteniendo con ellas el mismo resultado en el cuerpo humano que las propias plantas.

Se pueden utilizar de modo tópico (masajes…), ingiriéndolas (pastillas, ampollas…) o a través del olfato. Se pueden echar unas gotas de aceite en un pulverizador/humidificador, consiguiendo mediante éste la vaporización del aceite que se incorpora mediante la respiración desde el aire que nos rodea.

Para la estimulación del chakra de la coronilla, se pueden utilizar los siguientes aceites esenciales:

Loto, sándalo, lavanda, incienso, ciprés, macadamia, cedro, enebro, mirra…

.

Gemoterapia:

Los minerales tienen un alto poder energético. Trabajan con las energías sutiles facilitando que fluyan aquellas que se hallan bloqueadas. Sus efectos sobre el cuerpo se deben a que elevan la energía de los pequeños cristales que lo componen, favoreciendo su equilibrio y su funcionamiento.

Un modo de uso para equilibrar los chakras consiste en coger un cristal entre las 2 manos y cerrarlas con él dentro. Éste cristal emitirá una vibración más o menos perceptible en función de la sensibilidad de cada persona, y podrá sentirse en forma de latencia, calor, fluir, cosquilleo… Para favorecer esta sensación es recomendable hacer 3 respiraciones profundas antes de empezar para luego respirar lentamente con los ojos cerrados. El cuarzo transparente es el mejor mineral para su uso como armonizador de los chakras.

En el caso del chakra de la coronilla, también se pueden utilizar minerales como el Amatista, Cristal de roca, Esmeralda, Lapislázuli, Selenita, Amazonita, Hematites…

.

Meditación:

La meditación es una herramienta muy potente para armonizar los chakras. A través de ella y mediante la música apropiada se puede visualizar el chakra a trabajar y junto con el mantra (en el caso del séptimo chakra es OOOOOMMMMM), se consiguen resultados excelentes.

A continuación dejo una magnífica ayuda para meditar y activar el chakra corona.

.

Meditación:

Sentarse en el suelo o en una silla con la mano derecha encima de la izquierda. Mantener la espalda recta, la pelvis hacia delante y los hombros hacia atrás. Relajar la musculatura. Utilizar para ello la respiración, inspirando profundamente 3 veces por la nariz, reteniendo 3 segundos el aire y espirando por la boca. Relajar todos los puntos de tensión. Una vez conseguimos entrar en estado de meditación, comenzar a realizar inspiraciones largas y profundas por la nariz, visualizando como esa energía que respiramos entra en nuestro canal central y lo recorre hacia abajo pasando por todos los chakras. Tras llegar al chakra raíz, sube hasta llegar de nuevo a la coronilla. Visualizamos cómo este chakra cada vez se hace más luminoso, vemos una gran bola de luz de color violeta en él, vemos cómo gira cada vez más rápido, cómo va liberando todo aquello que le bloqueaba y cómo nos vamos sintiendo cada vez más liberados, sentimos el poder que ahora forma parte de nosotros, cada vez más fuerte, vamos logrando entrar en un estado de relajación y paz interior cada vez mayor. Continuamos respirando en este chakra, inspiramos por él, retenemos unos segundos la respiración y espiramos. En cada espiración visualizamos cómo una nube negra sale de nuestro cuerpo expulsando así todo lo que no permite girar a gran velocidad a este chakra.

Cuando finalizamos esta meditación, damos las gracias por la Energía recibida y pedimos que ésta permanezca en nosotros durante todo el tiempo que nuestro Ser Superior la pueda necesitar para todo el bien que pueda requerir.

Pedimos que nuestros canales sean cerrados y que así esta Energía no se pierda y ninguna otra energía que no se corresponda con la perfección de Ésta, pueda entrar en contacto con nosotros.

.

By | 2017-09-29T09:25:07+00:00 18/08/2016|Energía, Inicio|0 Comments

Leave A Comment

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR

ACEPTAR
Aviso de cookies